q

Poner soluciones sin hacer nada ¿Sabes las 2 claves?

Hay soluciones que no sabes porque aún piensas como en el siglo pasado

En la cultura en la que vivimos, tenemos grabado a fuego en las células, en el disco duro, que… «No hacer nada es perder el tiempo».

Por experiencia propia, sé que las consecuencias de tener la sensación de no hacer nada o no hacer lo suficiente causa malestar, sensación de culpa, ansiedad…¿A ti te pasa?

Muchos de mis clientes, también  sienten este tipo de frustración, a mi me gusta llamarlo …el síndrome del bombero, es decir, se pasan el día apagando fuegos y al final del día, no saben lo que han hecho realmente ¿Te suena?…Si te sientes identificado con alguna de estas situaciones, tranquil@ la Neurociencia, este siglo, nos da información muy valiosa, de lo que ocurre en nuestro cerebro y lo beneficioso que es «No hacer nada».

Por eso en este post,  quiero darte soluciones, fáciles y sencillas que te ayudaran a lidiar con tu frustración, tu sensación de culpa, tu ansiedad, si eres de las personas que no pueden estarse quietos, o si eres de los que no puedes ver parados a los demás, aunque quizá también puede ser que seas, de lo que se distrae con las musarañas (Como me decía mi madre).

Una de las grandes noticias que proporciona la Neurociencia es que «No hacer nada desarrolla el Cerebro» aunque claro…entiendo que esta noticia, tenga connotaciones contradictorias y este llena de prejuicios para much@s, pero el siglo viene potente y tenemos que aprender a adaptarnos a los nuevos paradigmas si queremos vivir con más paz y felicidad, en nuestro día a día.

Cuando el cerebro se pierde, deambula, zanganea, sueña…»en exceso», desconecta con la realidad (con el exterior) activa la Red Neuronal y esta perdida de realidad se relaciona con el déficit de atención y con la ansiedad.

A priori estas 2 noticias parecen contradictorias, la clave está en elegir tú, cuando «Soñar despiert@» o «dejar de pensar» ¿Cómo? con entrenamiento 😉

Los neurocientíficos afirman  que el 50% del tiempo despierto, el cerebro está distraído.

M. Jung Beeman tras 15 años de investigación utilizando técnicas de resonancia magnética y electroencefalogramas, observando que partes del cerebro se activan cuando buscamos soluciones, ha llegado a la conclusión de que los humanos resolvemos el 60%  de los problemas, cuando no estamos pensando, Marta Romo lo llama el momento Eureka.


Según Jung hay dos fases que debemos tener en cuenta:

1.- Fase Preparatoria: es la corteza prefrontal y anterior la encargada de tomar decisiones y de planificar. Aquí tus ondas cerebrales son beta (estás en contacto con el exterior)

2.- Fase Búsqueda:  el cerebro empieza a zambullirse en las profundidades de tu memoria inconsciente para buscar la mejor solución, en base a, experiencias y conocimientos pasados que quedan grabados en tu memoria inconsciente, aunque tú no te acuerdes …tu cerebro si 😉 . Aquí tus ondas cerebrales son gamma  (estás en contacto con el interior) estas ondas son frecuencias con alta creatividad.


Los neurocientíficos han podido observar que antes de la inspiración se produce en el cerebro una «explosión eléctrica»

Según comentan , aún queda mucho por saber pero lo que si se sabe a ciencia cierta es que,  para que esta inspiración se produzca «el cerebro debe estar relajado» para bucear en rincones recónditos y escondidos 

Estos momentos se suelen producir en 4 casos muy concretos, cuando estamos en la ducha, en la cama, en el baño, haciendo deporte, es decir, cuando estamos relajados.

El Neurocientífico Masumi Isoda de la universidad de Japón dice que todos podemos desarrollar un pensamiento único, creativo y genuino, es decir, podemos desarrollar más nuestra realidad, el precursor del pensamiento lateral Edward de Bono, también lo verifica.

¿Qué ocurre, cuando forzamos y estrujamos al cerebro de manera consciente? el cerebro se tensa, deja de ser flexible y se bloquea, de tanto pensar a parece lo que a mi me gusta llamar «Parálisis por Análisis» es decir, piensas tanto que al final no haces ná de ná 😉 ¿Te suena?…

Y quizá, te estarás preguntando …¿Por qué sucede esto?  la ciencia ha demostrado que cuando estamos ansiosos o con estrés, aparece la visión de túnel y no estamos abiertos a alternativas, ni opciones diferentes, por eso es tan importante aprender a silenciar el ruido de tu cabeza, para que puedas escuchar la información que otras redes neuronales te pueden proporcionar. 

Si eres mando intermedio, directivo o empresario y  quieres que tu equipo tome decisiones más certeras y busquen soluciones productivas, te recomiendo que tengan lugares de trabajo con poco ruido.

El Doctor David Rock fundador y presidente de neuroleardership (nueva ciencia para el desarrollo del liderazgo)y el gran Seligman nos proporcionan 5 claves para buscar soluciones creativas, que Marta Romo explica en su libro Entrena tu Cerebro. 

5 Hábitos para potenciar soluciones creativas:

1.- Busca un mínimo de 10 minutos de inactividad al día

2.- Aléjate del móvil mientras trabajas o buscas soluciones (fuera distracciones que te hagan pensar)

3.-  Elige tu las tareas y no que las tareas te elijan a ti

4.- Permite que los demás no hagan (no hagas de padre/madre autoritari@)

5.- Haz actividades manuales y que te guste cada día, jardinería, puzzles, manualidades…

Los grandes, google, apple, twiter… ya han habilitado en sus empresas lugares y espacios sin ruido y con distracciones que invitan a jugar y desconectar del ruido.  Ellos ya saben que el cerebro humano es más productivo y funciona mejor cuando está distraído y no está bajo presión.

Si quieres que tu equipo sea más productivo, por favor, aprende a entrenar sus cerebros y utiliza las herramientas que este siglo pone a tu alcance.

Ana

#porunmundomejor

AQaldas.com

2 Comments
  • Laura
    Posted at 05:59h, 09 abril Responder

    Los beneficios de no hacer nada…quién lo diría…

    En mi casa nos han educado en la actividad constante, en que el trabajo es salud y que estar tumbado es de vagos y la verdad es que un fin de semana en casa de mis abuelos ¡es estresante!

    Cuando comencé a trabajar por mi cuenta me sorprendió que, al asistir a una charla o evento, mi cerebro encontrase solución a problemas que nada tenían que ver con lo que estaba escuchando, hasta que me di cuenta de la necesidad que tenía de parar y dejar a mi cerebro corretear alegremente por los prados llenos de margaritas de la imaginación.

    Hoy me lo monto un poco mejor, todos los días salgo a caminar o, al menos, tengo un ratito de no pensamientos.

    Estupendo artículo Ana 🙂

    • Ana Caldas Gonzalez
      Posted at 16:17h, 09 mayo Responder

      Mil gracias Laura por tu comentario y sobre todo felicidades por haber sido capaz de elegir actuar de manera diferente a como nos educan, vamos tan en automático que muchas veces no somos conscientes de que no tenemos porque comportarnos como nos han dicho que debemos hacerlo;)

      Sé que no es fácil cambiar hábitos pero si quieres puedes y tu además lo haces 🙂
      Un abrazo grande y estamos en contacto
      Ana

Post A Comment