La base del liderazgo está en saber comunicarse, no hablar

La base del liderazgo está en saber comunicarse, no hablar

LAS PALABRAS SI IMPORTAN

Cuando era más ignorante que ahora, pensaba que las palabras que utilizamos al hablar “solo servían para hablar con otros/as” y así expresar emociones, sentimientos, situaciones…

Aunque mi padre siempre nos ha insistido mucho a todos, que utilizáramos las palabras correctas, en mi familia, sobre todo las mujeres, somos muy de superlativos.

Mi abuela Amparo, por parte de madre, cuando algo le gustaba mucho decía “Hija esto es extraordinario” y mi padre que le gustan las cosas en su justa medida replicaba…Amparo entonces por encima de esto ¿Qué hay…?

Creo que fue a raíz de formar a teleoperadores en técnicas de comunicación a través de la excelencia telefónica durante 5 años, cuando empecé a tomar conciencia de lo importante que era utilizar las palabras adecuadas para captar la atención del receptor.

Entonces…nunca pensé, que al final me iba a ganar la vida ayudando a otros a utilizar las palabras correctas para ser comprendidos.

 

LA BASE DEL LIDERAZGO ESTÁ EN SABER COMUNICARSE, NO HABLAR

Si te paras a pensar a la gran mayoría de los humanos, cuando vamos creciendo nos enseñan a hablar, pero no nos enseñan:

  • Las reglas de la comunicación,
  • Los diferentes tipos de comunicación,
  • Cómo influyen las palabras para que los demás hagan o dejen de hacer algo…
  • La importancia de las palabras
  • No nos enseñan a hablarnos a nosotros mismos.
  • Y un largo etc..

 

Por eso es tan importante o que lo enseñen las empresas o que inviertas en ti mismo/a si lo que quieres es liderar equipos productivos y motivados.

La semana pasada te hablé de una herramienta muy potente la P.N.L. y de lo importante que son las palabras que utilizamos con nosotros mismos y con los demás, para conseguir hacer lo que quiero hacer y así lograr los resultados que necesito.

 

En el artículo de hoy quiero enseñarte a través de la filosofía y la P.N.L lo importante que es utilizar las palabras correctas para que nuestro cerebro reciba la orden adecuada y se comporte en consecuencia.

 

La gran mayoría de nosotros hemos nacido “creyendo” que “somos lo que pensamos” Descartes fue un filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, así como uno de los epígonos con luz propia en el umbral de la revolución científica, según wikipedia.

 

Descartes iba bien encaminado, aunque en el año 1600, esta conclusión iba más orientada a que el pensamiento humano era el todo, es decir, debíamos hacer caso a nuestro pensamiento porque nosotros y él, éramos uno.

 

De hecho, he crecido pensando que tenía que hacer caso a mi pensamiento, y ahora soy consciente, que confundía pensamiento con conciencia.

 

Será porque mi madre siempre me decía…Ana, ¿No oyes la voz de tu conciencia? ella te dice lo que tienes que hacer.

 

La verdad es que siempre he sido bastante inconsciente y la oí bastante tarde ¡Menos Mal!

 

Lo interesante del tema es que 4 siglos después, apareció Sartre y se hizo la siguiente pregunta… ¿Si somos lo que pensamos …cómo puede ser que me dé cuenta que estoy pensando?

 

Si yo soy mi pensamiento ¡¡Todo es uno!!

 

Por lo tanto, aquí me paro y te hago una pregunta…

 

¿Quién es más grande, tú o tu pensamiento…?

 

Tic, tac, tic, tac, tic, tac…

 

La repuesta correcta es …que tú eres más grande que tu pensamiento, por eso te puedes dar cuenta de que estás pensando y que seas tan grande, te da la posibilidad de poder cambiar maneras de pensar.

 

Sartre, filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés, exponente del existencialismo y del marxismo humanista, según wikipedia, no acabó de dar con la solución, seguro que se quedó a las puertas.

 

La P.N.L, la meditación, el mindfulness, la visualización…son herramientas muy potentes para ponernos por encima de nuestro pensamiento y darle las ordenes que queremos.

 

Hoy, en occidente sabemos y cada vez somos más conscientes que es vital controlar el pensamiento y calmar a la mente, si queremos vivir con Paz.

 

En oriente, hace miles de años que lo saben y lo practican, por eso este siglo del conocimiento, donde ciencia y espiritualidad se unen, la mayoría de los sabios, científicos/as, filósofos/as, psicólogos/as, neurocientíficos/as, físicos/as …coinciden en que la base para conseguir resultados diferentes, evitar ciertas enfermedades, tener paz e incluso… ¡Ser Feliz!   a a depender mucho de la calidad de tus pensamientos  

 

Pero…

 

¿DE DÓNDE VIENEN LOS PENSAMIENTOS? ¿CÓMO SE FORMAN?

 

Te lo has planteado alguna vez… raro es quién me sabe contestar a esta pregunta a la primera

 

La respuesta en este caso es más fácil porque estamos hablando de la importancia de las palabras 😉

 

La secuencia sería:

 

1º Palabras o Imágenes⇒ Cómo alimentamos el pensamiento

2º Pensamiento ⇒ Alimento del Cerebro

3ª Sentimiento ⇒ Alimento del Cuerpo

4º Comportamiento ⇒ Resultado de las 3 anteriores.

 

¿Tiene sentido lo que digo? …Ya sabes, por favor, “NO ME CREAS” como dijo el gran filósofo colombiano Gerardo Schmedling “VERIFÍCALO A TRAVÉS DE LA EXPERIENCIA”

 

Si me crees te llenarás de más creencias y lo que pretendo es que reflexiones y modifiques patrones de comportamiento a través de tu propia experiencia, no de la mía.

 

En el Taller que el próximo sábado 27 de Julio impartiré en Toledo, trabajaremos a través de la PNL que palabras o imágenes son las que tienes que utilizar para dar las ordenes correctas a tu cerebro miedoso y vago para que consigas perder el miedo hablando en público y aprendas a hablar de tu empresa, idea o proyecto con confianza.

 

Si te interesa, aún estás a tiempo de inscribirte y descubrir todo lo que eres capaz de conseguir, si aprendes a comunicarte primero contigo mismo y después con los demás.

 

“Si mejoras tus palabras, mejoras tu comportamiento”

Ana Caldas

 

Las palabras importan y mucho, mi padre tenía razón sin saber de PNL, el sentido común …cuando se utiliza funciona, de ellas va a depender como te comportes tú y se comporte tu equipo, por eso recuerda…cuando tu equipo no hace lo que tú quieres, una gran parte de la responsabilidad la tienes tú.

2 Comments
  • Rosa Maria Alonso
    Posted at 11:14h, 01 agosto Responder

    Siempre me parecen tus comentarios de gran ayuda para crecer personalmente

    • Ana Caldas Gonzalez
      Posted at 11:19h, 01 agosto Responder

      Qué bien Rosa, comparto contigo lo que a mi me ayuda, ya sabes …sobre todo si lo práctico 😉
      Un abrazo grande y gracias por tu comentario

Post A Comment